Mostrando 1–24 de 167 resultados

Si eres amante del café y del trabajo bajo presión, no puede faltar un buen termo o mug para café en tu escritorio. Esto es todo lo que debes saber para que hagas la mejor elección:

 

1. El material debe mantener la bebida caliente

Parece un punto fácil, pero los termos de café generalmente vienen en materiales de plástico, acero, cerámica o vidrio y no todos hacen bien su trabajo. Dicen los expertos que las de plástico no pueden mantener las bebidas calientes más de una hora. Mientras tanto, los de cerámica no los aguantan ni 30 minutos. Si vas a comprar, te recomiendo comprar uno de acero inoxidable o de vidrio que mantenga tu bebida caliente durante cuatro o cinco horas.

 

2. El material interior preferiblemente no debe ser ni de cristal o cerámica

Estos materiales en el interior hacen que el termo sea muy quebradizo.

 

3. Un termo de acero no significa beber café de mal sabor

Muchos bebedores de café sienten la diferencia entre beber de recipientes de vidrio y de acero inoxidable. Ahora hay muchos termos de café hechos de acero inoxidable con un interior electropulido, lo que hace que el interior de metal sea menos propenso a captar olores o sabores externos. Además, una de las ventajas de estos termos es su facilidad de limpieza y extracción del sabor del café si queremos tomar otras bebidas como infusiones o agua caliente.

 

4. Un termo mal sellado es una trampa mortal

Si llevas café contigo, es probable que tengas un derrame inesperado. Una mala funda puede provocar graves daños en la piel o la ropa. Para resolver este problema, debe elegir termos con cierres de tapa que tengan sellos de goma y preferiblemente un pasador.

 

5. Escoge un mug a tu estilo

Existen de distintos colores, formas y tamaños. Solo escoge el que más te gusta y comunique mejor tu estilo. Recuerda que así como nuestra casa, nuestras espacios de oficina siempre hablan mucho de nosotros, y un mug puede decir mucho de ti.

Estos datos reafirman la importancia de utilizar un termo para café y evitar el uso de envases no desechables.

Ahora que muchos de nosotros nos vemos obligados a dejar de trabajar desde casa, un buen producto puede ayudar a resolver nuestro suministro de café durante muchas horas.

Los amantes de las oficinas y el trabajo intenso suelen ser amantes de los termos de café o té donde pueden almacenar su aporte extra de energía para largas jornadas de trabajo. Están de suerte porque con la vuelta a la oficina y el fin del teletrabajo se les abre una nueva oportunidad de adquirir un termo lleno de diseño y tecnología de última generación. Y es que no hay mal que por bien no venga.

Sin embargo, no todos los termos valen la pena, y comprar cualquiera, por insignificante que sea, puede resultar costoso a la larga en cuanto a quemaduras, manchas, documentos húmedos o café frío antes de llegar a la oficina o al taller.

Así que aquí hay algunas cosas que debes considerar antes de comprar un termo que te haga compañía durante largas horas de oficina.

Hay tantas variedades de termos y tazas térmicas disponibles en el mercado hoy en día que puede ser difícil elegir cuál es el mejor para ti. Sin embargo, hay una cosa que es muy importante a la hora de elegir un termo para café: su material.

Los termos vienen en diferentes materiales, incluidos plástico, vidrio, cerámica y acero inoxidable. Dependiendo del uso, los tres primeros no mantienen la temperatura por mucho tiempo y son más delicados. Para viajes, camping o senderismo, las más recomendables son las de acero inoxidable.

Los mejores termos están fabricados con este material ya que dura más, no se rompe fácilmente, y en cualquier caso no se altera ni el sabor ni el olor de las bebidas. Lo más importante es que mantiene la temperatura durante un largo período de tiempo.

Debes tener en cuenta no solo la capacidad de mantener la temperatura, sino también:

Que sea fácil de transportar y que su diseño lo haga más fácil de sujetar.

Que cierre bien para evitar derrames o pérdidas.

Los termos de café requieren aislamiento para mantener la temperatura del líquido en su interior.

Existen tres tipos de aislamiento según el fabricante y el modelo de termo que tengan.

Al vacío

Este método de aislamiento funciona mejor para mantener la temperatura de las bebidas en el termo.

El aislamiento al vacío crea una capa metálica a ambos lados del termo que impide el paso del aire.

Si no hay flujo de aire, la temperatura del líquido dentro del recipiente permanece constante.

Por aire

El aislamiento de aire es el más barato de los tres tipos. Suele utilizarse en vasos, tazas térmicas y otros productos.

Los termos que utilizan aislamiento de aire suelen tener dos capas que están separadas por un espacio de aire.

No es el mejor aislamiento para mantener líquidos calientes o fríos durante mucho tiempo.

Con espuma

Para este último tipo de material aislante, las dos paredes de un termo se aíslan con espuma de poliuretano.

La espuma mantiene calientes las bebidas calientes durante más de tres horas.

Los termos de café suelen estar hechos de plástico y metal inoxidable. Algunas empresas han optado por la fabricación de termos para café en vidrio e incluso en cerámica.

Los fabricantes recomiendan usar termos de acero inoxidable porque son mejores para mantener las bebidas calientes durante más tiempo que los de plástico.

Los termos de plástico son más baratos que los de acero inoxidable, pero no duran lo suficiente y no mantienen la temperatura deseada.

Finalmente hay dos tipos de termos de café: de cristal y de cerámica. Son atractivos y llaman la atención de los compradores potenciales, pero tienden a ser frágiles y retienen el calor por poco tiempo.

El precio de los termos de café suele estar entre los 7.000 y 800.000. Este variará en función de las características, materiales y funcionalidades de este.

Te dejamos nuestra selección de las mejores marcas termos de café.